jueves, 3 de marzo de 2016

¿Cómo quitar una mancha de vino?

Degustar un buen vino es un placer que podemos disfrutar de muchas maneras pero para que éste placer no se convierta en una pesadilla si nos manchamos con él, vamos a darte una serie de consejos para que sepas cómo hay que actuar dependiendo de cada caso.



Vino blanco
El vino blanco, aunque parezca que no, también ensucia y suele dejar un pequeño cerco de color amarillento. Aunque quitar manchas de vino blanco es mucho más sencillo que acabar con las de vino tinto o rosado también te ofrecemos algunos trucos:
Manchas recientes
  • Solo necesitaremos un poco de sal para espolvorear encima de la mancha, ésta absorberá el vino y, como consecuencia, la mancha.
  • Otra opción es aplicar zumo de limón sobre la mancha para que la elimine por completo.

Manchas resecas
  •  Si la tela es resistente, bastará con lavarla con agua caliente y detergente.
  •  En cambio, si nos estamos enfrentando a una tela más delicada tendremos que frotar la mancha con alcohol de curar antes de lavar la prenda con agua y jabón.


Vino tinto o rosado
Quitar manchas de vino tinto o rosado es mucho más complejo debido al intenso color que caracteriza a este tipo de bebida. No obstante, no hay nada imposible. Muchas veces el error que cometemos es que no sabemos exactamente cómo limpiar cada tipo de material o de objeto en el que se ha derramado o que simplemente no estamos seguros de cómo actuar si es una mancha reciente o si esta ya se ha secado.

Manchas recientes
  • Como en el caso del vino blanco, puedes utilizar sal para quitarla. Solo tienes que espolvorearla por encima de la mancha hasta tener una capa gruesa que la cubra por completo. La sal absorberá el color de vino y se quitará con facilidad. Un inconveniente es que tienes que ser muy rápido para que funcione bien. Lo mejor, utilizarla antes de los dos minutos después de mancharte.
  • Gracias a las burbujas del agua carbonatada ésta es otra buena opción. Viérte un poco sobre la mancha y deja que burbujee. Repite la operación hasta que la mancha se desvanezca por completo. Utiliza papel para secar cualquier exceso de agua que pueda haber y lava la prenda.
  • En caso de tener los dos ingredientes anteriores puedes utilizarlos de manera conjunta: primero vierte agua carbonatada sobre el área manchada y después, espolvorea sal por encima. Para terminar tendrás que dejarla secar, quitar la sal y lavar la prenda con normalidad.

  • Otra forma muy recurrida para quitar manchas de vino recientes es el de utilizar leche. Seca el exceso de vino de la mancha con una toallita de papel y después derrama por encima leche hasta que la mancha absorba la mayor cantidad de leche posible. Una hora después, la mancha habrá desaparecido. 
  • En caso de disponer de agua oxigenada y jabón líquido también puedes utilizarlos de manera conjunta. Lo primero que tienes que hacer es secar el exceso de vino con un poco de papel (recuerda que no debes restregar el papel, puesto que esto solo hará que la mancha se extienda) y después mezclar agua oxigenada con jabón líquido a partes iguales. Aplica la mezcla sobre la mancha y sécala con una toalla. Repite la operación hasta que la mancha haya desaparecido por completo.
  • ¿Tienes un gato como mascota? ¡Puedes utilizar su arena para quitar la mancha! Espolvoréala por encima hasta cubrirla y tener una capa de 1,5 cm aproximadamente y presiónala suavemente. Una vez se haya eliminado la mancha aspira la arena para quitarla de la tela. Éste método, como con la sal, tiene que utilizarse muy rápido aunque en este caso los absorbentes químicos que contiene la arena la hacen más eficaz que la sal.   
  • Como último recurso también puedes utilizar agua hirviendo, vertiéndola sobre la tela estirada en el fregadero.


Manchas resecas
  • Utiliza espuma de afeitar aplicándola por toda la mancha. Aplana la espuma con el reverso de una cuchara y lava la prenda como de costumbre.
  • Ya sabéis lo que dicen “al pan, pan; y al vino, vino” por ello, otro método consiste en aplicar vino blanco directamente sobre la mancha de vino tinto y, después, una pasta de bicarbonato de sodio mezclado con agua. Deja actuar la pasta durante unas horas, y remójala de vez en cuando para que no se seque. Finalmente lava la prenda como lo harías normalmente. 
  • También puedes utilizar vinagre blanco diluido en agua. 
  • Si la prenda es blanca, otra opción consiste en dejar la prenda en remojo con vodka blanco y lavarla después en la lavadora. También podéis sustituir el vodka por leche caliente, ¡será igual de efectivo! 
  • En caso de que se trate de una prenda de color mezcla agua fría y un poco de amoniaco y aplícalo cuidadosamente sobre la mancha.

Como ves, quitar manchas de vino es una tarea difícil pero no imposible, así que toma nota de estos consejos y... ¡disfruta del vino! 

3 comentarios :

  1. Caldria repassar el text en català car hi ha alguns castellanismes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que ha vist és una traducció automàtica. Malauradament des de Blogspot no ens permeten treballar en diferents idiomes a la vegada, però ho tenim en compte amb el blog que estem preparant per a la nova web. Moltes gràcies pel seu comentari.

      Eliminar