jueves, 6 de octubre de 2016

Crujiente de queso y jamón ibérico

Sorprende a tus invitados con un aperitivo sencillo pero muy creativo. En esta ocasión os presentamos una receta muy versátil que se puede utilizar ya sea para preparar un aperitivo como para acompañar un plato más elaborado.



Ingredientes
120 gr de queso parmesano
4 lonchas de jamón ibérico

Para el acompañamiento
Rúcula
50 gr de aceitunas
100 gr de tomates secos en aceite

Para el aliño
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
1 cucharada de vinagre
1 cucharadita de miel
Sal y pimienta

Preparación
Es importante, antes de empezar, tener rallado el queso parmesano, el jamón ibérico cortado en pequeños trozos y precalentar el horno a 200 ºC.

En un papel sulfurizado, encima de una bandeja de horno, hacemos 12 círculos de queso rallado formando una cama para los trozos de jamón que añadimos a continuación. Horneamos durante 8 minutos a 200 ºC, retiramos con cuidado y los dejamos enfriar encima de una rejilla.

Antes de empezar con el emplatado necesitamos triturar groseramente las aceitunas y partir los tomates secos en aceite para preparar una pequeña ensalada: en un bol preparamos el aliño mezclando el AOVE, el vinagre y la miel. Salpimentamos al gusto y añadimos la rúcula para que se empape con el aliño, junto con las aceitunas trituradas y los tomates.

Con todos los ingredientes listos es el momento de montarlo: ponemos un crujiente como base de cada plato, encima colocamos un poco de ensalada y terminamos con otro crujiente.


Maridamos con...
Cabernet Franc de Maset del Lleó, un vino suave, sutil y complejo que posee una gran intensidad aromática, con recuerdos a frambuesas y violetas y un cuerpo fino y delicado que marida muy bien con el sabor intenso del queso parmesano y del jamón ibérico.


SUTIL SENSUALIDAD
La cabernet franc es una variedad de origen francés que se ha adaptado perfectamente al suelo y condiciones climáticas de los viñedos españoles. Se trata de una variedad de uva pequeña y de forma alargada, considerada uno de los padres del famoso cabernet sauvignon. Sin embargo, a diferencia de éste, el cabernet franc es más fino y suave y se puede cultivar en zonas más frías.





No hay comentarios :

Publicar un comentario